miércoles, 13 de febrero de 2013

Niños Expósitos

Pues si el torno de la Inclusa
es un buzón verdadero,
¿adónde llevan los ángeles
las cartas para el infierno?

En una España atenazada por la pobreza, el hambre, los conflictos bélicos, constantes vaivenes económicos, cambios políticos y encorsetada dentro de una estricta moral católica, la exposición de niños en iglesias y calles públicas se practicó con cierta frecuencia, hasta bien entrado el siglo XIX. Nacidas para evitar la gran cantidad de abandonos e infanticidios que se cometían, de los que muchos se camuflaban como accidentes, las Cofradías primero y las Inclusas después, fueron el punto de recogida de los niños que sus progenitores rechazaban, evitando la exposición en sitios abiertos por lugares más seguros. La ilegitimidad de muchos de ellos, fruto de amores clandestinos o no consentidos, donde la población estudiantil tuvo algo que ver y otros menos agraciados por haber nacido dentro del seno de una familia humilde marcó el futuro, si alguna vez lo tuvieron de estos pequeños, que nada más ser abandonados pasaban a formar parte de los marginados y rechazados.
Estos niños se convirtieron sin quererlo en un auténtico problema social y humano y aunque se intentó por parte de los estamentos mejorar su situación  tanto económica como social, creando fundaciones y Hospitales, estas nunca pasaron de ser meras intenciones.
Lo verdaderamente sobrecogedor, es que durante más de dos siglos la muerte con estos niños trabajó a destajo y las creencias religiosas se toparon con la dura realidad.
Esta es la historia de las Cofradias e Instituciones salmantinas que se encargaron de velar por intentar dar una solución a un mal demasiado extendido tanto en la ciudad como en la provincia.
 
Las casas de Expósitos.

En el año 1586, ante la gran cantidad de niños que son abandonados a su suerte por distintos rincones de la ciudad y la gran mortandad que esto les provoca, surge la primera organización encargada de socorrer a los Expósitos de Salamanca, constituida por la cofradía de San José y Nuestra Señora de la Piedad. 
Esta Cofradía era la responsable de recoger a todos los niños expuestos y buscarles una ama de cría que les amamantara en las primeras horas y velar por su atención y cuidado. Carente de conocimientos básicos e infraestructura adecuada para realizar su labor, subsistía principalmente con la ayuda de limosnas o de legados testamentarios que no le alcanzaba para cubrir gastos en estos primeros años, teniendo que pedir dinero al Cabildo para poder cumplir su labor.
«...las desgracias que se experimentaban con estos inocentes, pues los encontraban pendiente de los cerrojos de las puertas, o arrojados en las plazas, siendo alguna vez mordidos por los brutos».
Ante el incremento de abandonos y la insuficiente capacidad económica y asistencial, para realizar su labor, agravado por la alta tasa de mortalidad entre los expósitos recogidos superior al 90% en estos años, el Concejo, el Obispo y el Cabildo deciden en 1613, crear una nueva cofradía dependiente de este último: Nuestra Señora de la Misericordia
Afincada en el hospital con el mismo nombre, junto a la iglesia de San Cristóbal, se dotó a esta Casa con una nueva organización, aunque no más eficiente que la anterior. Sustentada por el Cabildo, Concejo, Obispo, Universidad y de las aportaciones que hacían varios colegios mayores y vecinos de la ciudad, su economía nunca paso de ser básicamente de subsistencia.
Para tener un lugar donde poder depositar a los niños que eran abandonados por sus familias y no fueran dejados de manera indiscriminada en diferentes puntos de la ciudad, se dotó a la cofradía de dos cunas, una en la Catedral y otra en el mismo hospital, pero aun así la tasa de muertes siguió siendo alta y treméndamente sobrecogedora, cerca del 84% de los niños fallecían casi a los pocos días de su recogida, y muy pocos alcanzaba el primer año de vida. El tiempo que pasaban a la intemperie a la espera de ser recogidos y el mal estado en el que llegaban muchos de ellos por unas condiciones pésimas en su traslado, marcaba el futuro de los pequeños. 

Hospital Nuestra Señora de la Misericordia.
Sólo de 1700 a 1720 cuando se construye la nueva casa, de 2690 niños recogidos, 2108 morirán en la Inclusa. En el conjunto del Estado tres cuartas partes de los niños  abandonados (755 por mil) fallecían antes de cumplir los siete años. 
Salamanca en esta época pasaba por ser la ciudad española con más niños expósitos en relación con los niños censados. Entre un 13,6 y un 19,5% de los menores de 7 años salmantinos habían pasado en algún momento de su vida por la Inclusa.

Los lugares preferidos para realizar los abandonos fueron los edificios religiosos, los domicilios de nobles y de vecinos más o menos distinguidos, quizás intentando que consiguieran una posibilidad de supervivencia que sus familias no podían garantizarles. Otros con mayor o menor grado de fortuna fueron vendidos a terceros con diferentes fines. Los menos afortunados fueron depositados en parajes solitarios y poco transitados como caminos, monte, prados o riberas. Dentro del grupo de excluidos había uno que mayoritariamente era más propenso a ser abandonado, este era el de los que presentaban alguna minusvalía o deficiencia. Durante la Edad Media la iglesia atribuía a causas sobrenaturales las "anormalidades", tanto físicas como mentales, siendo vistos como fruto del pecado. Muchos niños ante tal perspectiva fueron expuestos por sus familias sin que contaran con posibilidad alguna ni de ser recuperados ni adoptados. 


Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia (calle Asadería)
En el año 1720, para dar cabida a los menores abandonados, se reforman dos casas que tenía la institución en la calle Gibraltar, dotándola de un nuevo edificio, el del Hospital de San José, más adaptado a las necesidades de acogida, pero con las mismas carencias que las anteriores. Es en esta nueva Casa donde se crean, ante la gran mortandad de los niños que son dejados a sus puertas, muchos de ellos incluso lo hacen antes de ser recogidos por los responsables, un torno en el exterior y otro en la misma puerta, que mejorarían sustancialmente la esperanza de vida de estos pequeños, que en estos años pasó del 70-80% a poco menos del 60%. Aunque seguía siendo alta si la comparamos con la tasa de muertes en la población infantil de la época, que rozaba el 49%.
Es en estos años cuando la Casa Cuna mejora económicamente gracias a un legado testamentario, que le aporta grandes beneficios, aunque tan sólo llegaría a los niños menos de un tercio de todo el dinero.
«Es en lo general del hombre en este mundo nacer, que es su principio; vivir es su medio y morir es su fin. Pero de esta parte o número de hombres que hablo, no ha sido así: nacen y mueren como los demás, pero su vivir no dura más por lo regular, que lo que se necesita de vida para perder la vida misma; en unos cuatro días, en otros ocho, en algunos un mes, en raro un año; según su mayor o menor robustez y desamparo, mientras que la hambre, la miseria, el abandono los destruye los acaba».
Rechazados por una sociedad, la del siglo XVIII con una fuerte convicción religiosa que no admitía a esta clase de niños entre ellos, pues eran sospechosos de haber sido concebidos en pecado, estos críos crecían desde el momento que penetraban en la Inclusa con el estigma del aborrecido.

Hospital de San José, hoy Archivo General de la Guerra Civil
Su llegada a las puertas de la Casa, en muchos de los casos lo hacían mal alimentados, mal abrigados y sobre todo muy debilitados. Esto provocaba que pocos sobrevivieran a los primeros días de su depósito. 
El transporte hasta la Casa se realizaba en el mayor de los anonimatos y a altas horas de la madrugada, garantizándose de esta manera no ser vistos por persona alguna y mucho menos por la autoridad. Llegaban niños desde todos los pueblos de la provincia, incluso lo hicieron de diversas ciudades como Zamora, Ávila, Cáceres o Madrid. 
El abandono de niños que estaba castigado con fuertes condenas, llegando incluso hasta la pena de muerte, tuvo que ser suavizado con otras menores ya que muchos padres ante el temor de ser descubiertos, juzgados y sentenciados por dicho motivo preferían deshacerse del menor en parajes apartados provocándoles la muerte de manera deliberada. Se dio el caso de encontrar a algunos padres enterrando vivos a sus propios hijos, esto hizo que el número de niños recogidos en la Casa Cuna creciera sustancialmente, aunque su esperanza de vida no fuera más allá de unos meses. 
«Si el párroco supiera haberse enterrado algún niño sin bautismo, caso por ocultar el suceso, deberá desenterrarlo con secreto y bautizarle si le encuentra vivo; pues suelen hacerlo así sin matarle, y es experiencia segura que aun así viven algún tiempo».
«...es necesario alentarlos (a los padres), para que exponiéndolos en caso forzoso, no maten los hijos: conviniendo como he dicho, aplaudir en algunas partes el hecho de exponer, al mismo tiempo que acriminar la ocasión a que esto obliga».
Fruto de la pobreza y en mayor grado de relaciones ilícitas, (el 88,4% lo fueron), el número de expósitos crecía con mayor fuerza en épocas de penuria y escasez. Los periodos en que escaseó el grano, como en el año 1709 en que una plaga de langosta acabó con los campos cultivados, el de 1711 que una pertinaz sequía hizo subir de manera desmesurada el precio del trigo, o en épocas de grandes pandemias como la de 1722 que una epidemia de viruela causó gran mortalidad entre la población salmantina, condicionaron de manera significativa la economía familiar, ocasionando entre los estratos más desfavorecidos una gran pobreza. Significativamente creció también el número de abandonos durante los periodos bélicos, como durante la Guerra de Sucesión o la Guerra de la Independencia.
«Trajéronla de Aldearrubia por haber muerto su madre Teresa Marcos, y su padre Joseph Blanco ser pobre de solemnidad, y al presente quintado por soldado y tener más hijos. Y por estas razones se cría».
Ventana donde posiblemente estuvo situado el Torno.
Los niños que eran expuestos y para ser reconocidos en caso de que volvieran los familiares a recuperarlos, solían hacerlo con alguna señal que los identificara: imágenes de santos, medallas, monedas partidas en dos o amuletos. Se dio el caso en que hubo niños que llegaban marcados con señales y escarificaciones, como el caso de una niña que ya lo hizo marcada al hierro en una pierna o el de algunos otros que fueron recogidos con quemaduras de cigarros en distintas partes del cuerpo:  mejillas, brazos, tobillos, pantorrillas, espalda y frente. Otros menores fueron abandonados con las orejas seccionadas igual que se le hacía al ganado. Algunos fueron depositados con la promesa de ser recogidos por sus padres en cuanto la situación de la familia se recuperara, aunque un pequeño porcentaje de ellos volvieron con sus progenitores realmente, el 2,9%. Fueron abandonados niños de todas las edades y condición social siendo muy rechazados por sus progenies, los que presentaban alguna malformación o deficiencia.
«Esta criatura es de gente pobre y por hallarse inpedidos sus padres y no poder asistirla, la remiten hasta que Dios les dé forma de bolber por ella».
Una vez que el niño ingresaba en la Casa y en el supuesto de una futura recuperación por parte de sus progenitores, se le tomaba: el nombre (si venia con el dado), señales identificativas, las ropas y objetos que traía, la hora y fecha de llegada, donde fue depositado, conocimiento o no de padres y si lo hacían con certificación de agua de bautismo o no. Si no había certeza de haberlo sido, recibía un "bautismo de socorro" por parte de los responsables de la Casa ante la posibilidad de no poder sobrevivir. Si finalmente lograban salir adelante eran llevados a la iglesia para recibir los santos óleos, algo que no podía demorarse más allá del octavo día.
«Está bautizado de socorro por persona muy instruida y que así sólo le suplico las ceremonias según costumbres de la Iglesia».
Dentro de la Casa, pasaban a manos de unas Amas internas que eran las encargadas de amamantarlos y vestirles, cuidándolos mientras los niños estuvieran bajo se responsabilidad, aproximadamente durante dos meses. Estas mujeres solían tener varios menores a su cargo lo que hacía que los lactantes nunca estuvieran bien alimentados. Posteriormente a los que salían adelante, se les procuraba una Ama externa que era la encargada de seguir con su lactancia. Estas no podian ser ni esclavas, ni moras judias o negras, sobre todo para que no transmitieran a los amamantados mediante la leche "sus inclinaciones o errores". Tenían asignado un mísero jornal de cuatro reales de vellón por semana y niño que criaran a teta y de seis al mes por los destetados, que solían cobrar con bastante retraso. Repartidas por toda la ciudad y por buena parte de los pueblos cercanos a la capital, el núcleo de mayor concentración se situaba junto al edificio de la Casa-Cuna, en los arrabales del puente, entre la gente más pobre que se podía encontrar y que habían sido rechazadas como nodrizas en otras casas, por enfermas o por la mala calidad de su leche. 
Antes de la construcción del edificio de la calle Gibraltar la mayor concentración de Amas se encontraba junto al Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, en las calles Banzo y Asadería, Plaza del Peso y junto a las parroquias de Santa Eulalia, Sancti Spíritus, San Cristóbal y San Mateo, principalmente.
«...mugeres mal alimentadas que muchas veces siguen criando a sus hijos, y dan al expósito el alimento necesario para que arrastre lánguidamente una vida que no tarda en extinguirse, no olvidemos que si la vida es compasiva la miseria es dura»
Algunas de ellas solían sacar a los niños para que no se les retirara la leche y encontrar un trabajo mejor pagado amamantando a los niños de las familias más acomodadas.
Poco estimulantes, la dejadez, la desatención y el desapego por su labor era norma habitual. Solían encargarse de varios de estos niños a la vez compaginando sus labores diarias con el cuidado del pequeño. Compartir su leche con los hijos de la nodriza era norma habitual, lo cual suponía para el recién llegado recibir el pecho en el último lugar, cuando lo recibía y compartir con el resto enfermedades e infecciones como la viruela, la tos ferina, la disentería, la difteria o el garrotillo, entre otras muchas más, bastante frecuentes en esos años. La mortandad en estos niños exteriorizados, alcanzó al 75% de ellos.
«Mueren de hambre a razimos, no lo ocultemos, yo lo he visto. Mueren cubiertos de costras y lepra, a los ocho días de nacer limpios, yo lo he palpado. Mueren abandonados, hechos cadáveres antes de serlo, yo lo he llorado delante de Dios. ¡Espectáculo funesto!».
Con las Amas permanecían hasta que los niños cumplían los ocho años, que era cuando tenían la obligación de devolverlos a la Casa Cuna, responsable de ellos. Desde ese momento los expósitos que no habían sido recuperados por la familia genética, pocos en todo caso, quedaban a disposición de cualquier persona que quisiera adoptarlos. El alto porcentaje de adopciones que se realizaron y en la mayoría de los casos, se hicieron para hacer trabajar al adoptante al servicio de una casa o una familia cuando eran niñas o para servir como mano de obra barata en el caso de los niños. También las hubo que se hicieron de manera legal y con intenciones verdaderamente de ahijamiento, pero estas fueron muy pocas.


Los que no conseguían ser adoptados, ni recuperados por sus familias tenían la opción de de aprender un oficio y una educación en diversas instituciones de la ciudad.
La falta de interés en la educación de los expósitos por parte de la familias adoptantes y de las instituciones, y ante la gran cantidad de ellos que se dedicaban a la mendicidad y al raterismo, dio lugar a que el Cabildo Catedralicio, intentando disminuir el número de críos que se dedicaban a estas artes, se planteara buscar una solución a la falta de garantías educativas de las que podían gozar estos niños y niñas una vez que abandonaban la Hospitalidad, dándoles otra opción de vida que la de la calle.

Los que así lo desearan podían entrar en el Seminario de Carvajal donde se acogía a los niños mayores de diez años huérfanos y pobres de solemnidad. Aquí se les enseñaba a leer, escribir y contar, dándoles posteriormente la posibilidad de aprender un oficio, alistarse en en la milicia o cursar estudios superiores.

Otra opción era ingresar en el Colegio Seminario de Mozos del Coro, donde se les proporcionaba una educación a los niños destinados al servicio del Coro de la Santa Iglesia y en el que se les preparaba para una vida dedicada al sacerdocio.

En el caso de las niñas podían asistir al Colegio de Niñas Educandas, una institución creada en el siglo XVIII, para muchachas de entre ocho y dieciséis años, donde se les daba educación básica y religiosa, que no educativa y se les enseñaba los oficios propios del sexo femenino (coser, fregar, cocinar, limpiar...). El colegio estaba situado junto a la Casa-Cuna, en la misma calle Gibraltar, en una vivienda alquilada a D. José Reyna y Vallejo, para la que se cerró la puerta que daba acceso a la calle y se abrió una nueva que comunicaba interiormente el colegio con la Hospitalidad de los niños.

Del total de niños acogidos en la casa y que lograron sobrevivir tan solo 26 de ellos acogieron estas clase de beneficios. 

Los que no quisieron o no pudieron recibir una educación o encontrar un trabajo al que dedicarse, ni se alistaron en la milicia, se vieron abocados a practicar la mendicidad, el hurto o la delincuencia. En el caso de la niñas la salida que más se utilizó fue la de ejercer la prostitución de manera voluntaria por necesidad para poder comer u obligadas por algunas personas que habían ido a la Casa-Cuna con la falsa promesa de darles un trabajo digno que nunca se produjo.
«...los chicos que tengo presos, me aseguran que no tienen domicilio, arte ni oficio, que viven de la limosna, y se recogen donde la casualidad les proporciona, confirmado por otros muchachos con motivo de iguales excesos. Y no siendo más afortunadas las niñas que de dicho Depósito se entregan a mugeres viciosas o sin más ocupación que la mendicidad».
Desde el año 1806, la institución inicia un pronunciado declive que se agrava con la enajenación de varias de sus propiedades fruto de los decretos desamortizadores de 1796 y 1805 promovidos por Godoy. El asentamiento francés en la capital desde 1809 hasta 1813 y los diferentes cambios de rumbo que toma la Nación con la restauración de la Monarquía y su posterior abolición, el trienio liberal y el retorno del absolutismo, hacen que empeore aun más la delicada situación económica de la Casa de Expósitos, situación que cuatro años más tarde, obliga al rey Fernando VII a tomar la decisión de reunir en un mismo establecimiento la Casa Cuna y el Hospicio, situado en el antiguo edificio del Real Colegio de la Compañía  frente al Palacio Fonseca, finalizando de esta manera la andadura de una institución que durante más de dos siglos había estado velando por los pequeños abandonados de esta ciudad. 
En el año 1825 cerrará definitivamente las puertas la Casa de Expósitos de esta ciudad.








  • Expósitos en Salamanca a comienzos del siglo XVIII.  María Fernández de Ugarte.
  • Marginación y pobreza. Expósitos de Salamanca (1794-1825). Eulalia Torrubia Balagué.
  • La inclusa de Pontevedra. Ana María Rodríguez Martín.
  • Expósitos e ilegítimos en Las Palmas en el siglo XVII.   Manuel Lobo Cabrera,  Mª José Sediles García.
  • Desde el exterminio a la educación Inclusiva. Gilda Aguilar Montoya.
  • Los niños expósitos de Úbeda y Sepúlveda en el antíguo Régimen: las obras pias de San José y San Cristobal.  Adela Tarifa Fernández.
  • La Reina del Tormes. Fernando Araujo.
  • Historia de Salamanca. Manuel Villar y Macias
  • Libro de las noticias de Salamanca que empiezan a regir el año 1796. Joaquín Zahonero.
  • Miscelánea pedagógica : homenaje al profesor Vicente Faubell Zapata.  El Colegio de niñas educandas: una institución para niñas expósitas de Salamanca a mediados del siglo XVIII.   Eulalia Torrubia Balagué.

87 comentarios :

  1. Una entrada interesantísima. La próxima vez que se me ocurra decir que el mundo no avanza me morderé la lengua y no diré nada, porque en lo que a la infancia se refiere muchas cosas sí han mejorado. Ahora ya después de leer esta entrada, los edificios que mencionas tienen una nueva dimensión, oscura y un poco siniestra. Impactante. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, la verdad es que cuando te acercas a un edificio como el antiguo Hospital de San José, que a mí, el edificio en su conjunto me parece una preciosidad y sabiendo todo lo que sucedió de puertas adentro, un escalofrío me recorre todo el cuerpo y no puedo dejar de pensar cuant@s inocentes y cuanto potencial se perdió en él, aunque no dudo de que sus responsables hicieron todo los que se les permitió para sacar adelante a estos puqueñ@s.
      Otra historia más de la Salamanca menos conocida. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Cuántas cervezas me habré tomado en el Santa Ana en mi época del instituto, y también después!... para después de tantos años enterarme que fue una Casa de Niños Expósitos. Por cierto, esta mañana pasé por allí y me fijé en la ventana enrejada que en su día fue el torno de acogida de los niños... impresionante!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría saber si hay alguna forma de consultar los archivos de la casa cuna de salamanca ( años 1870-1875).

    Muchas gracia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante probable que cualquier dato sobre el periodo que preguntas esté recogido en el archivo catedralicio.Te dejo el enlace que te llevará a su página. http://www.catedralsalamanca.org/datosinteres.htm
      Pero es un periodo que desconozco pues después de 1825, una vez cerrada la Casa de Expósitos y razón de esta entrada, no he seguido indagando. Puedes acercarte y preguntar donde fueron llevados los archivos referentes a ese periodo del antiguo hospicio de la ciudad, que hoy es el colegio Maestro Ávila, pero esto es solamente orientativo.

      Eliminar
  4. Hoy he descubierto que una de mis bisabuelas, después de ser abandonada en el torno de la inclusa de Peñaranda de Bracamonte, fue llevada a la Casa Cuna de Salamanca en 1896, si la Casa de Expósitos fué cerrada en 1825..., ¿dónde enviarían a mi bisabuela entonces...?

    ResponderEliminar
  5. Una vez cerrada la Inclusa, los niños fueron recogidos en el edificio que hoy ocupa el colegio Maestro Ávila, que en aquellos años fue el hospicio, (Real Colegio de la Compañía), es probable que fuera llevada allí, lo que no se es cuanto tiempo estuvo siendo utilizado ese edificio como Hospicio. Lo que no te puedo es informar si estuvo operativo hasta la fecha que me reseñas.

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho su artículo y ha sido de gran interés ya que en noviembre me enteré que mi madre fue dejada en el torno del Centro San José de niños. Gracias a su sugerencia en uno de los comentarios anteriores, he localizado una copia del libro de registro de la entrada de mi madre, su acta de bautismo y la escritura notarial de adopción que fue bastante posterior a su salida de dicho centro. No obstante, mi madre consta inscrita en este registro con apellidos que no son los que tiene en la actualidad (de sus padres adoptivos), por ello el anonimato de su entrega en dicho centro genera dudas. Me gustaría seguir investigando sobre su familia biológica y en este momento ya no se por dónde seguir la búsqueda. Tengo conocimiento del nombre y primer apellido de su madre biológica, pero no tengo más datos relativos a ella (fechas, segundo apellido,....). Le agradecería, dado que usted está habituado a indagar en estos temas, me sugiera cómo puedo proseguir la búsqueda.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola en que año nacio tu madre yo busco a una hermana de mi madre nacio el 1941 en ciudad rodrigo y luego la trajeron a salamanca por si pudiera coincidir en algo

      Eliminar
  7. Ante todo agradecerle su comentario. Verá, por lo poco que se, resulta bastante complicado saber o hacerse con los nombre de los padres biológicos o las referencias que lleven hasta ellos. Como usted refiere en su comentario su madre fue dejada en el Torno del Centro de acogida. Si tiene suerte y cuando fue depositada en él, se adjuntó algún documento como acta de bautismo es bastante probable que tirando de ese hilo pueda con muchos esfuerzos conseguir averiguar el pasado de su madre. Por lo que se, cuando un niño era abandonado y para darle efectos legales se le "adjudicaban" unos padres (nombres ficticios que no se correspondían con los reales), para cumplimentar los documentos que se debían entregar en los juzgados. Si tiene suerte y el nombre que figura en ese documento que usted posee es el de la madre biológica, tiene mucho camino recorrido. Para poder dar con ella no estaría de más que se pusiera en contacto con un abogado especializado en estos temas, porque ellos si saben los pasos a seguir y le facilitarán mucho su investigación. Pero si usted está interesado en continuar por si solo, puede, con los documentos que ya posee, acercarse al juzgado para solicitar un "expediente judicial de adopción plena" y/o una "demanda voluntaria" para solicitar el nombre completo de su abuela, la madre de su madre.
    Espero y deseo que tenga usted suerte y pueda conseguir dar con la familia biológica de su progenitora.

    ResponderEliminar
  8. Viendo su magnifica web acaba de usted de reabrir el tema recurrente en todas las reuniones de mi familia, el origen de mis antepasados con mi bisabuelo, a finales del siglo XIX fue introducido en un torno en un convento en Salamanca, parece ser que con la fe de bautismo en la que constaba su nombre y sus padrinos y al parecer con un pendiente de oro (parece un poco raro, pero eso decía mi abuela).
    Fue entregado muy pequeño a una de las mujeres que usted relata como Ama Exterior que lo cuidó y educó y con la que finalmente quedó definitivamente adoptado fuera de la ciudad de Salamanca. Todos estos años ha sido siempre el comentario familiar, cual seria el origen familiar de nuestro bisabuelo, hoy al ver su web se ha reabierto mi interés investigador y quisiera pedirle consejo de por donde pudiera empezar, desconozco datos sobre donde fue introducido y la historia familiar dice que se libró de la mili el año que se casó Alfonso XII

    Agradecido de antemano, saludos

    ResponderEliminar
  9. Desde el año 1870, que es cuando inicia su andadura el Registro Civil en España, cualquier hecho importante que le sucedía a una persona desde que nacía, hasta su fallecimiento debía ser registrado en el municipio en el que se producía, entre ellos las adopciones, (seguro que los funcionarios encargados del Registro, sabrán orientarle) y si ustedes ya saben donde fue entregado y como usted dice existe una fe de bautismo, es muy probable que en el convento donde se cuidó de él en sus primeras horas, pudieran darle razón de como se procedía por aquellos años con los menores que eran dejados allí, sobre todo si existe algún tipo de registro de llegadas o depósitos.
    Respecto al tema del pendiente era algo que no debía resultar extraño pues cuando los pequeños eran depositados en los tornos, se les dejaba algún objeto (joyas, telas, vestidos, muñecos, etc), para que en caso de que se volviera a buscarlo-la, fuera más fácil su identificación, pues todo con lo que llegaba a la Inclusa u Hospicio era debidamente detallado en su registro. Otros como habrá podido usted leer no tuvieron tanta suerte y para su posterior identificación, eran marcados sus pequeños cuerpos con quemaduras o mutilaciones que les hiciera fácilmente identificables.

    Hay algo en su mensaje que me ha resultado chocante pues la boda primera boda de Alfonso XII, se produjo en el año 1878, con María de las Mercedes, fallecida de tifus unos meses más tarde y la segunda en 1879 con María Cristina. Si a su bisabuelo, como usted comenta , fue depositado en el torno a finales del siglo XIX, no se estará refiriendo a la Boda de Alfonso XIII?, porque si no es así, la fecha de su nacimiento es algo anterior a la que usted comenta.

    ResponderEliminar
  10. Hola agradecerle de antemano su respuesta, quisiera puntualizar que efectivamente, seria Alfonso XII, ya que se casó en 1906 y mi abuela primogénita de mi bisabuelo nació en 1907.
    No he podido encontrar nada respecto a que se libraran los quintos de 1906 por la boda del Rey aunque es algo que siempre contaba mi abuela.
    Tampoco tenemos referencia del convento donde lo dejaron aunque también mi abuela siempre decía que lo dejaron con la fe de bautismo donde salia su nombre y apellidos y el nombre de los padrinos.
    Aun con estos datos no hemos podido encontrar nunca ninguan pista, siguiendo sus consejos enviamos un email al archivo de la catedral de Salamanca pero no nos han respondido nada

    No sé si nos pudiera orientar algo más, ya que vivimos casi toda la familia fuera de Salamanca, quisiera preguntarle si con los datos que tenemos (nombre y apellido) seguimos insistiendo en el archivo de la Catedral o nos aconseja otra fuente documental

    De todas maneras agredecerle de antemano su predisposición

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he vuelto a equivocar!!!!! quería decir Alfonso XIII

      Eliminar
  11. Pueden intentar la vía del Registro Civil, es probable que alguno de sus funcionarios, se haya topado con algún caso parecido al suyo y sepa orientarles, yo más no se que puedo sugerirles, únicamente contactar con algún profesional que sepa manejarse por estos campos y pueda llevar a buen fin su búsqueda.

    Espero y deseo que consiga dar con el hilo de unión que le lleve a identificar la procedencia de su bisabuelo.

    ResponderEliminar
  12. Buenas tardes.
    Mi abuelo, al que no conocí, pues falleció antes de mi nacimiento, se llamaba Cayetano Alberto Don Sicilias Santamaría. Fue depositado en Salamanca, en alguna de las casas de niños expósitos con unas monedas de oro del Rey Alfonso XII. Debió nacer en los alrededores del año 1880.....
    Cuando nacieron sus hijos (mi madre , fallecida) los inscribieron con el apellido "Alberto" en lugar del que debería ser "Dos Sicilias"
    Me podría indicar cómo podría indagar para conocer el árbol genealógico de mi abuelo.
    Gracias por su atención
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su caso es muy parecido al del interlocutor anterior, debería leer la respuesta que le dí (29 de junio), pues en ella puede encontrar alguna forma de iniciar la búsqueda de su familiar.


      Eliminar
  13. hola me gustaria encontar a una hermana de mi madre nacio en ciudad rodrigo el 6 de enero de 1941 a los pocos dias la trajeron a salamanca se llama agustina diaz como mi abuela aunque pudiera tener otros apellidos me podrian decir donde estaba la casa cuna en aquella epoca y donde encontrar los documentos .muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el periodo por el que usted me pregunta, año 1941, en Salamanca se finalizo la construcción de un nuevo hospicio perteneciente a la Diputación Provincial, en la calle Príncipe de Vergara, que daría acomodo a los pequeños que hasta ese mismo año se habían estado criando en el edificio de la Fundación "Rodríguez Fabrés". Una vez terminadas las obras, los crios fueron trasladados a su nuevo alojamiento, que estuvo en pie, aunque ya no como hospicio, hasta su derribo, a finales del siglo pasado.Si su intención es encontrar algun dato sobre el familiar por el que me pregunta, debería acercarse hasta el Registro Civil, donde seguramente podrá encontrar alguna reseña sobre dicha persona.

      Eliminar
    2. gracias ,me han dicho que tambien existia una casa llamada la casa madre o de la madre en la avenida comuneros donde llevaban a los niños para ser adoptados donde podria conseguir los documentos de aquella casa gracias

      Eliminar
    3. El edificio por el que usted me pregunta, es el caserón que está ubicado junto al parque de la Alamedilla, prácticamente enfrente del Centro de Salud con el mismo nombre. Este caserón fue inaugurado en 1945 por el Auxilio Social tras su remodelación, pues dicha edificación que ya existía de antes, se encontraba prácticamente en estado de abandono. De aquella Casa de la Madre, solo queda como ya le he mencionado la construcción. Ahora creo recordar que depende administrativamente del Ayuntamiento de Salamanca, lo que no le puedo decir es si este organismo guardará algún documento de sus anteriores funciones. También podría preguntar en la Diputación, pues por el tiempo que usted está interesado y para hacer frente a tanta desasistencia se hermanaron para hacerle frente el Auxilio Social y la Diputación salmantina, de la cual se consiguió la construcción del Hospicio en 1941.
      Pero cualquier documentación de la persona por la que usted está interesado seguramente la encuentre como ya le he mencionado en el Registro Civil.

      Eliminar
  14. Luego se llamaría RESIDENCIA DE NIÑOS DE SAN JOSE, pero antes fue HOSPICIO, HOGAR CUNA, ORFANATO

    ResponderEliminar
  15. Hola en que año nacio tu madre yo busco a una hermana de mi madre nacio el 1941 en ciudad rodrigo y luego la trajeron a salamanca por si pudiera coincidir en algo

    ResponderEliminar
  16. Jose Maria AUREANO22 de marzo de 2015, 14:31

    Busco informacion de mi bisabuelo; Eulogio AUREANO, criado en la Casa Hospicio de Salamanca, anotado su nacimiento en el año 1835,( segun partida de nacimiento de mi abuelo.). PREGUNTO; ¿Dichos datos podrian encontrarse en el Archivo Espicopal de Salamanca ??. E-mail aureanojosemaria@gmail.com Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  17. En el archivo de la Diputación se encuentran los registros de niños expósitos

    ResponderEliminar
  18. Mi bisabuelo fue dejado en el torno del orfanato de Ledesma,Salamanca en la década de 1870,le pusieron el apellido "de la iglesia" ya que fue acogido por esta.En el año 1993 tuve la oportunidad de viajar a España y fui a tratar de ver si podía rescatar algo de su historia pero mi sorpresa fue que la gran mayoría de los habitantes de Ledesma tienen el mismo apellido y no somos parientes.Este blog que acabo de enontrar por casualidad me a enseñado mucho sobre lo que él debe haber pasado en su niñez,no tuve la dicha de conocerlo murio antes de yo nacer.Saludos .Liliana Paredes de la Iglesia

    ResponderEliminar
  19. Buenos días Manuel,
    Interesantísimo post y muy emotivo. Como has comentado, conocer la historia que guardan las paredes de los edificios cambia por completo su percepción.

    Mi bisabuelo también fue abandonado, llevo tres años intentando recopilar información sobre mi familia pero esto lo complica un poco.
    Tras tu investigación sobre el tema, ¿Sabrías decirme dónde podría ir para obtener datos?
    Mi familia paterna eran de Béjar y alrededores.
    También le pusieron "de la iglesia" como segundo apellido, peo el primero no sé de dónde viene.

    ¡Muchas gracias!!!

    Maria

    ResponderEliminar
  20. Respondiendo a su pregunta, he intentando dar un poco de luz a su investigación, podría para continuarla pedir información sobre la Casa Cuna de Bejar en la Diputación de Salamanca, pues los edificios dedicados por toda la provincia a la recogida, educación y enseñanza de estos niños estaba bajo la tutela de esta institución.

    Esta casa Cuna pasó por momentos complicados a principios del siglo XX, tantos, que estuvo muy próxima a desaparecer por la falta de subvenciones. Parece ser que por la presión que se hizo desde la Ciudad Textil consiguió que la Diputación la mantuviera abierta, eso si, con considerables reducción de subvenciones, lo que no puedo indicarle cuanto tiempo más estuvo abierta, no he encontrado más documentación sobre este edificio después de 1911.

    Respecto a los nombres y/o apellidos que se les ponía a los niños, en algunos de los casos cuando eran depositados en este su "nuevo hogar" lo hacían con ellos prefijados, ya porque hubieran sido bautizados antes de depositarlos (solían portar el documento acreditativo), o porque por medio de alguna nota se decía o pedía que esa criatura se llamaba o llamara de tal manera. En otras era la propia institución quien los designaba, eso dependía del santo del día, de la celebración de una festividad cercana, de la población, si se sabía, de procedencia, he incluso era la propia persona que lo recogía quien se los otorgaba. No había nada fijado para estos casos, se realizaba para poder diferenciar a unos niños de otros.

    Espero que esta información le sirva para poder continuar con buenos resultados su investigación.
    Le deseo que así sea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manuel,
      Desde luego que es una ayuda, al menos un camino por donde seguir mi investigación.
      Si existe información hasta 1911 ya me está bien, ya que en la partida de nacimiento de mi abuela (1905) consta que su padre tenía en ese momento 26 años, así que debió nacer en 1876/79.

      También se ha abierto una lucecita al comentarme "la ciudad textil", ya que ellos trabajaban en el textil... quizás pueda encontrar algo siguiendo esa vía.

      De nuevo muchas gracias.

      Maria

      Eliminar
    2. Buenas noches Manuel,

      Quiero compartir contigo que gracias a la respuesta que me diste he conseguido información sobre mi bisabuelo.
      En el registro de "recogida" pone que lo dejaron en el torno a las 19h, envuelto en dos trapos y sin nota ni señal alguna...
      Después pone que a los 8 días se le entrega a una señora para lactancia.

      Todavía estoy sobrecogida por el sentimiento de abandono... ni una nota... entre trapos...

      El nombre que le pusieron fue el del santo del día anterior, porque el del día que le recogieron era nombre femenino, imagino. Pero el apellido supongo que "le tocó ese", sólo consta el primero... no sé si el segundo "de la Iglesia" se lo pusieron después...
      A ver si me llega el documento del registro civil y lo averiguo.

      Deduzco por lo que he leído en tu post que pudo estar hasta los 8 años en la casa de la familia encargada de la lactancia, y después, ¿hay algún archivo eclesiástico o civil donde pueda seguir la pista? Supongo que si hubiese sido adoptado constaría en la misma página de registro de ingreso en la casa-cuna.

      Gracias de nuevo :)


      María

      Eliminar
    3. Me alegro que haya podido conseguir información sobre su familiar y que esta le haya acercado un poquito más, a su figura como persona y a todo lo que en tan corta edad tuvo vivir. No es fácil ponerse en la piel de un ser querido y revivir aquellos años leyendo como usted lo ha hecho lo vivido por aquellos niños, en un Hogar Cuna.
      Como usted bien dice hasta que no le llegue toda la información, por usted requerida no sabrá los pasos a seguir, pero seguramente con toda ella completa le resultará más sencillo encaminar su investigación.
      A su última pregunta me es muy difícil responderle, no se si algún registro, aparte del de la propia Casa Cuna se encargaba de recoger lo que sucedía con estos niños una vez abandonado el hospicio. Lo más probable es que fuera escolarizado para completar su educación, es lo que se solía hacer, pero eso dependía muchas veces de las posibilidades de cada Casa Cuna.
      Le deseo de todo corazón que consiga desentrañar esa parte de su propia historia.

      Eliminar
  21. Dónde estaba ubicada la Casa Hospicio de Salamanca para el 1862-1870?
    En un acta de matrimonio mi abuelo dice que fue "expósito de la Casa Hospicio de Salamanca" pero no logro dar con su ubicación o sus archivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En respuesta a su pregunta, le indico que en el periodo por el que usted se interesa el hospicio provincial estaba situado en el Colegio de la Real Compañía, edificio que todavía se mantiene en pie y que actualmente ocupa el colegio Maestro Ávila, junto al Colegio Mayor Fonseca, y respecto a sus archivos puede que le den razón de ellos en el archivo de la Diputación de Salamanca

      Eliminar
  22. Al leer "expósito de Casa Hospicio de Salamanca" en el acta de matrimonio pensé que era un trabajo o algo así. Expósito no es una palabra que usemos en Puerto Rico así que cuando hice una busqueda, dí con su artículo y no podía dejar de llorar. Es raro, porque nunca le conocí pero se me encogió el corazón de tristeza de pensarlo allí solo. Que nunca lo recogieron y nunca supo de dónde venía. A veces es mejor no investigar, no saber. Ha sido muy amable!
    Mil gracias,
    Cariños, Natalia

    ResponderEliminar
  23. En el registro de entrada de la casa cuna de mi abuelo que me proporcionó la diputación figuraba la ropa que llevaba lo que pasaba y media estampa donde decía que se reservará ese niño a quien entregará la otra mitad. En la página de al lado en blanco figura una nota con el nombre de una chica de 16 años y sus padres. Creen que esa chica puede ser su madre que fuera a buscarlo una vez que mi abuelo ya no se encontraba en la casa cuna? el llevaba el nombre del santo del día que entró en la casa cuna. Por lo que creo que los apellidos con los que se inscribió no son los reales

    ResponderEliminar
  24. Si como usted cuenta, a su abuelo, cuando se le registró se le puso el nombre del santo del día eso hace indicar que (posiblemente) lo entregaron sin bautizar. Normalmente si alguna de las criaturas era depositado después de recibir los sacramento del bautismo este hecho se solía hacer constar, entregando un acta que así lo acreditara.
    Y respecto a la pregunta que usted se formula, quien sabe con certeza lo que sucedió? Pudo suceder que se demorara tanto en hacerlo, que perdida toda esperanza fuera entregada a otra familia? o que no lo hiciera aun con la promesa de que alguien con media estampa lo recuperara? o que fueran familias de paso y casualmente pasaran por la localidad? o que formara otra familia y no la dejaran aportar un hijo ilegitimo a dicho matrimonio?.

    ResponderEliminar
  25. Es difícil saber que pasó...El entró el 10 de marzo de 1915 y el 23 de junio del mismo año se lo llevó un matrimonio para lactarlo y lo tuvieron hasta los 4 años. Ahí lo adoptó una familia...no se donde buscar los documentos de este traspaso de familias y si quedaba anotado en algún sitio. Las ropas que llevaba eran buenas, por lo cual creemos que no fue abandonado por temas económicos. Y los apellidos que se le pusieron fueron Hoyos Lega. Es lo que me extraña...lo poco común que son y menos para un niño exposito. Mi abuelo no fue dejado en Salamanca si no en Almería. Aunque el procedimiento que se seguía en aquella época era el mismo en toda España imagino. Agradezco cualquier pista para seguir la investigación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier documento relacionado con la adopción debería haber quedado registrado, tanto en los libros de registro de la Casa Cuna, que es probable que estén guardados en la Diputación de esa ciudad, como en el Registro Civil, lugar donde debía quedar formalizado documentalmente cualquier hecho de esta importancia. Claro está si no se perdieron durante la Guerra Civil, como usted refiere en el comentario de más abajo.

      Efectivamente los apellidos son poco comunes para ponérselos a un niño recién depositado en el Hogar Cuna, pero los procedimientos que se utilizaban para dotar de una identidad a estos niños eran muy aleatorios, pues como seguramente ha leido en la entrada, a la hora de dotarlos de nombre y apellido solían estar sujetos a decisiones tan aleatorias que en esa cuestión no había nada establecido, por lo cual es muy difícil aventurar nada al respecto.
      Espero que en su investigación tenga toda la suerte del mundo, y encuentre los vínculos que necesita para saber los orígenes de su abuelo.

      Eliminar
  26. Y si...lo entregaron sin bautizar. Lo bautizaron en la casa cuna el mismo día de su ingreso. He intentado buscar la partida de bautismo, pero me dicen que se quemaron en la guerra civil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A intentado usted preguntar en el Registro Civil a ver si queda constancia documental de los bautizos anteriores a la destrucción que usted comenta?. También podría realizar la misma pregunta en el Obispado, tal vez alguno de los dos sepa si todavía existen documentos sin destruir y donde puedan encontrase.

      Eliminar
  27. Seguiré todos los pasos que me indica. Espero tener suerte.

    Muchas gracias por su gran ayuda.

    ResponderEliminar
  28. Buenas noches,
    Mi tia abuela, María Santos Simón, era hija de la caridad, allá por el 1921, según tengo entendido en el hospicio de Salamanca que había por prosperidad. Sabe donde puedo encontrar registro o información a cerca de ella, y si sabe exactamente donde se encontraba dicho hospicio.
    Gracias y saludos,

    Raúl Pérez

    ResponderEliminar
  29. En 1921, el Hospicio salmantino estaba ubicado en lo que hoy es el colegio Maestro Ávila, frente al Colegio Arzobispo Fonseca, por si esto le sitúa de alguna manera. El de la Prosperidad que se levantó allá por la década de los cuarenta del siglo pasado fue derribado casi acabado el mismo siglo, podrá encontrar alguna foto de archivo si lo busca por internet.
    Cualquier información sobre su familiar deberá pedirla en la Diputación de Salamanca, pues desde los años 40 toda la responsabilidad referida a los hospicios se transfirió a dicha institución.

    ResponderEliminar
  30. Hola Manuel.

    En relación a mis últimos mensajes aquí escritos sobre mi abuelo abandonado en la casa cuna de Almería quisiera pedir su opinión. He movido cielo y tierra para encontrar a la chica que aparecía en el registro de entrada de mi abuelo, pero no aparece por ningún sitio, ni registros de iglesias ni registro civil. Si que he encontrado una chica con esos mismos nombres incluso he encontrado un retrato suyo y es calcada a mi madre, pero no coincide ni nombre de los padres ni población de nacimiento. Me queda pensar que los datos que se anotaron en el registro de mi abuelo sobre esa chica no son verdaderos y se los inventó por miedo a ser descubierta...no se si usted me puede dar una opinión al respecto.

    Gracias

    ResponderEliminar
  31. Hasta 1875, no era obligatorio un registro como el conocemos hoy en día en el que casi todos los acontecimientos importantes de nuestra vida (nacimientos, bodas, desplazamientos, alumbramientos, etc) debían ser obligatoriamente documentados, por lo que es probable que cualquier investigación anterior a estas época le sea realmente infructuosa.
    Por lo que he podido investigar o documentarme sobre este tema, no era extraño que a la hora de abandonar a un niño, sobre todo si era hijo propio, se mintiera sobre el parentesco, relación personal o cualquier otro dato que pudiera vincular a ese niño con las personas que lo entregaban, sobre todo para minimizar ese sentimiento de culpa o vergüenza que embargaba al "abandonante" en ese momento tan difícil, que en muchos de los casos no lo eran por decisión propia.
    Si como usted ha comentado anteriormente, mucha de la documentación existente en aquella época se perdió irremediablemente en la Guerra Civil, cualquier acercamiento documental al hecho que usted investiga es todo un logro, sobre todo por la escasez de ella.
    Ya que tiene un retrato de la chica y el parecido físico con su madre es tan llamativo, puede con los pocos datos que tiene, continuar por ese camino. Es posiblemente el nexo de unión que tiene usted más real con la figura de su abuelo.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  32. Bueno...en teoría en nacimiento de esa persona es posterior al 1975, ya que mi abuelo nació en 1916 y la madre tendría unos 17 años...Me extraña que ni en el registro del pueblo que indica en la nota ni en la iglesia haya ningún rastros de ella ni de los padres...por eso pensaba que era la chica de la que encontré el retrato que mintió a la hora de dejar la nota y por eso no cuadra ni nombre de los padres ni población de naturaleza. Lo que hay anotado es lo siguiente: Rosa Gonzalez Sánchez, hija de juana y Ermenegildo, natural de Nijar, 16 años al parecer.

    ResponderEliminar
  33. Puede ser lo que usted piensa, que a la hora de entregar al bebé mintieran para intentar expiar sus culpas, esto último es suposición mía.
    Y de los pueblos cercanos a la localidad que menciona? ha intentado buscar por aquella zona?, es probable que pusieran el pueblo más cercano al lugar de residencia.
    Y en hospitales? si el parto se produjo en alguno de ellos es probable que el alumbramiento si que quedara registrado,con el nombre de Rosa G.S., lo que hay que saber es que sanatorio por 1916 se dedicaba a ello.

    ResponderEliminar
  34. En el hospital de Almeria en el que también estaba ubicado el hospicio no aparece ya lo buscaron, en esa época tampoco era muy común dar a luz en hospitales, no?. Lo tengo complicado para buscar ya Qué yo vivo en Barcelona Y dependo de gente Qué me quiera ayudar...y eso a veces no es fácil.De momento voy a ver si encuentro el acta notarial de la chica del retrato. Agradezco mucho tu ayuda e interés.

    ResponderEliminar
  35. Buenas noches,
    viendo su amplio conocimiento histórico de las instituciones salmantinas, quisiera preguntarle: ¿a dónde enviaban a los niños problemáticos de conducta? En la actualidad, sería un reformatorio, supongo. Según me dijeron, un familiar nacido en 1946 en un pueblecito de Salamanca pasó parte de su infancia recluído en un "sanatorio" lugar donde, al parecer, en la época ingresaban a este tipo de niños, junto a personas con problemas mentales. ¿Sería tan amable de darme alguna directríz para localizar su expediente?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  36. Lamento no poder ayudarle, ni orientarle en su búsqueda en este sentido, porque es un tema en el que apenas me he documentado.
    Siento no poder serle de ayuda.

    ResponderEliminar
  37. le agradezco, de todas maneras, que me haya respondido, además tan rápidamente.
    Continuaré buscando hasta que lo averigüe, y si quiere, se lo haré saber, por si fuera de interés para otras ocasiones.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  38. Hola,
    mi abuelo fue abandonado en la casa cuna de Ciudad Rodrigo en 1899. En 1906 fue trasladado a la Misericordia. Se que a los 9 años fue asignado a una familia de pastores de donde huyó y retornó a Salamanca, a la Misericordia porque pasaba mucha hambre y frio.
    A partir de ahí no se nada más hasta que hizo el servicio militar en el Regimiento de Caballería de Salamanca donde ejercía de corneta. Mi abuelo tenía buen oido musical...
    ¿Podría haber recibido educación musical en la Misericordia o en algún otro establecimiento de Salamanca?
    Y por último, Me puede usted orientar dónde se hallan los censos de población de Ciudad Rodrigo de 1899 o anteriores?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  39. Sobre los censos de población seguramente fueran llevados a cabo por el propio estado, ya que el Ayto de Ciudad Rodrigo se encargaría, de hacerlo, únicamente sobre los de su circunscripción. Es posible que lo que usted busque sea más bien un registro poblacional, para ubicar a su familiar, ese si que está en el Registro del Ayto de Ciudad Rodrigo.
    Sobre si pudo recibir o no, educación musical en eso si que no podría aventurarme a darle una respuesta, pues no se si por aquellos años se llevaba a cabo con los niños de la Misericordia ese tipo de enseñanzas.

    ResponderEliminar
  40. Muchas gracias por su respuesta!

    ResponderEliminar
  41. Hola, mi bisabuela nacio en la Casa Hospicio de Salamanca,Me gustará saber donde se encuentra este hospicio. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me dices el año en que nació su abuela le podría indicar con más precisión el edificio donde fue depositada

      Eliminar
  42. Buenas Manuel, lo primero felicitarte por el artículo. Necesito conocer donde puedo consultar a un bisabuelo de mi mujer; sabemos que se llamaba Pedro Crisologo y lo dejaron en la casa cuna de Salamanca en 1859 o 1860. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  43. Cualquier información sobre ese periodo, donde el hogar cuna o casa de expósitos estaba ubicada en los que hoy es el Colegio Maestro Ávila y donde seguramente no guarden información ninguna de su anterior desempeño, podrá usted solicitarla a la Diputación salmantina.

    ResponderEliminar
  44. Buenas tardes ..hola mira si podrian ayudareme .en una consulta ,,en el anyo 1941.ya estavan los ninyos espidos .estoy buscado informacion sobre una mujer .llamada carmen cuevas gallarda gracias

    ResponderEliminar
  45. Hola, a mi padre le dejaron en el torno del hospicio de Salamanca, en enero de 1931. Podría decirme donde estaba situado el hospicio ese año? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el año 1931 el Hogar Cuna estaba situado en el actual Colegio Maestro Ávila, frete al Colegio Arzobispo Fonseca.

      Eliminar
  46. Me gustaría saber algo de mi abuelo, Ricardo De San Primitivo, que fue dejado en la Casa Cuna de Salamanca en 1881.Todas las personas que llevamos el apellido San Primitivo,(hemos perdido la partícula De)somos descendientes directos de él y no conozco a nadie con ese apellido que no sea de la familia, estamos intentando reunir a los que vamos quedando y cualquier dato nos sería de gran utilidad , cuántos años pasó allí y como era su vida. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la documentación referente a los niños que pasaron su infancia o primero años de vida en el hogar Cuna de Salamanca(en todos los que existieron a lo largo de los años) y en particular la de su abuelo podrá usted solicitarla en la Diputación de Salamanca.
      También podría pasarse por el Registro Civil para recabar información.

      Eliminar
    2. Antes de nada , le doy las gracias por la labor de ayuda que hizo y sigue haciendo a los descendientes de niños hospicianos, en mi anterior consulta, le decía que mi abuelo Ricardo De San Primitivo aparece como recogido en la Casa Cuna de Salamanca en 1881, he preguntado en todos los sitios que he podido y a día de hoy sigo sin saber nada de él. Sabemos que tuvo 8 hijos y por las partidas de nacimiento de éstos creo que no nació en 1881 sino en 1875,pero no hay nada sobre él. De haber nacido en 1875, ¿dónde podría haber sido recogido? Muchas gracias por su atención.

      Eliminar
    3. Por los años a los que usted hace referencia y hasta bien entrado el siglo XX, el Hogar Cuna de esta ciudad estuvo ubicado en el edificio que hoy ocupa el Colegio Maestro Ávila, por entonces denominado, Real Colegio de la Compañía de Jesús.

      Eliminar
  47. Estoy buscado informació sobre mi abuela paterna y a su hermano gemelo, fueron abandonados en la casa cuna de Ciudad Rodrigo, no se el año de nacimiento con exactitud. Ella más tarde fue adoptada. Finalment el se casó con mi abuelo, natural de Villar de Argañan.
    El apellido de mi abuela Iglesias Iglesias.
    Si alguien me pudiera dar información se lo agradecería.

    ResponderEliminar
  48. Hoy mismo me he enterado que mi tatarabuelo Martín Santos Valle fue directos del Hospicio. Me gustaría saber donde se ubicaba el mismo muy a finales del siglo XIX. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hospicio por aquellos años estuvo en lo que hoy es el colegio Maestro Ávila, hasta bien entrado el siglo XX.

      Eliminar
  49. Manuel buenas noches,le sigo a usted en sus comentarios y quisiera preguntarle,el colegio Maestro Avila esta en salamanca,mi bisabuelo fue dejado en un orfanato al nacer en Ledesma en 1870 aproximadamente, le pusieron el apellido De la Iglesia,habia en Ledesma una iglesia que recibiera niños?,la historia que me contaron es que fue dejado en un torno.Ya mozo se caso y años después se vino a Argentina con su esposa e hijos,uno de ellos mi abuelo materno.Gracias por sus comentarios y cuanto aprendo leyendo sus relatos.

    ResponderEliminar
  50. Antes de empezar reciba un cordial saludo y gracias por sus palabras hacia este blog.

    Efectivamente el colegio Maestro Ávila o el que antes fue, Primer Colegio de la Compañía de Jesús construido en 1574, se encuentra en Salamanca, pero antes de ser el colegio que hoy, tuvo diferentes y variados usos entre ellos: cuartel militar, hospital u hospicio entre otros.
    Como ya habrá podido leer tanto en el cuerpo central de esta entrada como en los diferente comentarios y sus respuesta, una vez terminada la Guerra de Independencia este edificio fue reconvertido en Hogar Cuna, hasta bien entrado el siglo XX.

    He podido encontrar una iglesia en Ledesma (seguramente no sea la única), la de Santa Elena, que tiene registradas la llegada a sus puertas o el abandono en ellas de varios pequeños, aunque no figura que en esta hubiera un torno y seguro que a los pocos días, si no horas, se tramitó su traslado a la Inclusa salmantina

    Normalmente los niños donde no había una zona específica para la recogida de los infantes, un Hogar Cuna o un edificio con torno, eran abandonado, garantizándose el anonimato, en las puertas de las iglesia o en casas zonas, o calles transitadas, sobre todo para que el pequeño tuviera la oportunidad de ser encontrado por personas que lo recogieran.
    Por Decreto de 1849 en cada provincia, era obligatorio que al menos existiera una Inclusa o edificio, sostenido con fondos públicos, donde se pudiera recoger a estos niños, por lo que los pequeños que eran abandonados en pueblos donde no existía edificio alguno para ser recibido, acababan siendo trasladado a esa Inclusa. Aquí en Salamanca era lo que hoy es el Maestro Ávila.

    Respecto a los apellidos, si la criatura al ser abandonada no llegaba ya bautizado o con nombre y apellidos ya otorgados por sus progenitores, que también solía suceder, los responsables del Hogar Cuna solían inscribirlos, en lo que respecta a los apellidos, con los ya conocidos: Expósito, España, de la Iglesia, de la Calle, de la Villa entre otros, o con los del santo o santa del día que eran recogidos.

    ResponderEliminar
  51. Hola. En primer lugar felicitarte por tu blog y por la ayuda que realizas.
    Mi padre fue dejado en el torno en 1931 con una carta donde decía que le bautizaran con el nombre y apellidos que en ella ponía. ¿Era normal dejar el nombre y los apellidos? ¿Se sabe por qué los dejaban puestos?. Gracias. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario de lo que pueda parecer los infantes, no eran depositados en los tornos de los hogares cuna, por familias que se desentendían de los pequeños por un nacimiento no deseado, fuera por el motivo que fuera. Había otras circunstancias que marcaban el futuro de estos niños y en muchos casos lo hacía la situación económica del momento o de la familia, una boca más que alimentar les era prácticamente imposible.
      En muchos casos eran nacimientos deseados, en otros pues venían y se aceptaban como tales, pero por mor del destino o por una situación de estrechez económica debían desprenderse de alguno de sus hijos, buscándoles una posibilidad de mejora en su atención alimentaria, que era en muchos de estos abandonos lo que se buscaba con el fin de preservar la supervivencia del bebé, que en algunos casos y sin proveer estos vaivenes del destino recibían las mismas atenciones que cualquier otra crio, bautismo incluido

      Eliminar
  52. ALGUIEN ME PUEDE INFORMAR SI EL NOMBRE DE AGUSTIN Y APELLIDO SAN ADRIAN PUEDEN SER NOMBRE Y APELLIDO DE ALGUN NIÑO DE HORFANATOS DE SALAMANCA O DE GUIJUELO

    ResponderEliminar
  53. Una carta que dejo mi bisabuelo dice que nacio en 1877 en la Casa Hospicio de Salamanca de padres desconocidos habiendo sido bautizado en la Capilla de la Casa Hospicio u en la Parroquia de San Blas hoy Parroquia de la Purisima Concepcion.
    Cual seria esta casa hospicio a la que el hace referencia?

    ResponderEliminar
  54. Mire, la casa hospicio que referencia su abuelo en la carta que les dejó a ustedes, es el edificio en el que en la actualidad se encuentra el colegio Maestro Avila, que por aquellos años era el Hogar cuna de esta ciudad, hoy ya reconvertido en centro escolar.
    La parroquia de San Blas se encuentra ubicada a escasos metros de la entrada al colegio.

    ResponderEliminar
  55. Mi abuela nació en 1934 y dejada en un Hospicio, ella tiene el nombre y apellidos de su madre biologica, como puedo investigar para saber algo más

    ResponderEliminar
  56. Cualquier información sobre su abuela, en relación a la casa cuna, la podrá solicitar en la Diputación de la provincia donde estuviera adscrito ese hospicio.
    También puede solicitar en el Registro Civil una partida literal de nacimiento.

    ResponderEliminar
  57. Cuantos hospicios hubo en Salamanca por 1895? cual es la pagina de los registros civiles de Salamanca para obtener datos. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  58. En 1895, el Hogar-Cuna estuvo ubicado en el Primer Colegio de la Compañía de Jesús, lo que hoy es el colegio Maestro Ávila.

    Le dejo la dirección electrónica para solicitar información en la Diputación de Salamanca.

    https://sede.diputaciondesalamanca.gob.es/tramites/solicitudacceso/accesoinformacion


    Y el teléfono del Registro Civil:923284558

    ResponderEliminar
  59. Que hospicios había en Salamanca en el año 1935? Gracias.

    ResponderEliminar
  60. Durante más de un siglo, hasta bien entrado el siglo pasado(XX), los menores estuvieron alojados en el actual colegio Maestro Ávila. Pero hay un periodo, que no le sabría especificar, y hasta que se construyó en los años 40 el Hospicio de la calle Vergara, que los pequeños fuero alojados, de manera temporal, en la Fundación Rodríguez Fabrés, que seguramente es el edificio que en ese año de 1935, realizaba las funciones de Hospicio.

    ResponderEliminar
  61. Mi abuela fue dejada en la casa cuna de Ciudad Rodrigo Recien nacida en el Año 1986 junto con su hermano gemelo.¿ Me podria decir que casa cuna habia en ese año? ¿Hay en algun lugar registro de adopciones? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  62. El Hospicio o Inclusa de Ciudad Rodrígo estuvo dando amparo y protección a los infantes de las comarcas próximas a la capital Mirobrigense desde el año 1783 hasta casi con total seguridad el año 1948, donde los niños-as eran llevados a Salamanca para su cuidado.
    Este edificio estuvo situado extramuros, entre los antiguos Camino del Campo Santo y Camino a San Felices el Chico (1867), en la calle del Hospicio(actual), el edificio aun se mantiene en pie.
    Cualquier información para poder informarse sobre el registro de adopciones tendrá que solicitarla, al Archivo de la Diputación Provincial de Salamanca, donde se guardan todos los registros de la provincia

    ResponderEliminar
  63. Buenas tardes, busco a la hermana de mi abuela, la tengo localizada en Zaragoza pero el ayuntamiento no me da información de su domicilio por la protección de datos, me podría informar como puedo solicitar esos datos? Gracias u un saludo

    ResponderEliminar
  64. Siento no poder ayudarle en este tema, estas cuestiones, y con la ley de protección de datos de por medio, son muy difíciles de abordar.

    ResponderEliminar