sábado, 12 de mayo de 2012

CURIOSIDADES SALMANTINAS I

DE SUS CALLES Y DENOMINACIONES.

Salamanca al contrario de los que ocurre hoy con sus calles, era o fue una ciudad sin orden ni concierto constructivo, calles tortuosas, estrechas, poco iluminadas y malolientes. Las viviendas se fueron construyendo entorno a las iglesias que levantaba cada grupo repoblador, haciéndolo en forma de corro o corral, de ahí Corrales de Monroy o Corrales de Villaverde. Su orientación era dirigida hacia las puertas de la ciudad (Villamayor, San Clemente, San Vicente, San Lorenzo, del Alcázar, -lo que hoy es la Vaguada de la Palma-, del Río o de Anibal o de Hércules, San Pablo, Santo Tomás -junto a la Iglesia de Santo Tomás de Canturiense-, Sancti Spíritus, de Toro o de Zamora) o hacia el centro de ella, lo que era por entonces la Plaza de San Martín,  construyendo  con cada nueva edificación una red viaria anárquica.



De aquellas primeras calles que fueron dando forma a la capital salmantina poco queda ya, algunas fueron desapareciendo con el tiempo, otras en posteriores reformas y las más, fueron cambiando su denominación primigenia. De algunas de ellas podemos recordar que la calle ANCHA -Arroyo de San Francisco-, la calle ARCEDIANO, denominada así por la casa en la que vivían los arcedianos, por esta calle transitaba la Celestina, según la famosa tragicomedia de Fernando de Rojas, la calle del ARCO en 1202 era del -Arco de la Magdalena-, la calle AZAFRANAL, por haber existido en sus inmediaciones un terreno con dicha plantación, fue conocida hasta no hace mucho como – José Antonio Primo de Ribera-, la calle BALMES, por el filósofo Jaime Luciano, se conoció anteriormente como -La Moneda- antes como -La Longaniza- y primeramente como -Fray Luis de León-, la calle BERMEJEROS -Eloy Bullón-(político salmantino), la calle BORDADORES, -Bohordadores- por estar trabajando en ella los trabajadores de tan noble arte, la calle BRAVO, -Abraçamoças (Abrazamozas)-, la calle BROCENSE, por el humanista Francisco Sánchez de la Brozas, -Triperas-, la calle CALDEREROS, por los trabajadores de dicho oficio que estuvieron establecidos en ella, la calle CALEROS, por los trabajadores que obtenían la cal en dicha calle, el CAMPILLO, solían reunir allí al ganado para abrevar cuando era un pequeño campo fuera de los límites de la muralla de la ciudad, la calle CAÑIZAL, -Guardianos-, la calle CARNICEROS, su nombre se debe a los hermanos Alejandro, Antonio e Isidro Carnicero, antes se llamó -Raspagatos-, la calle CERVANTES, por haber vivido en ella tan ilustre escritor, -Los Moros-, la calle CONCEJO como -Concejo de Abajo-, la calle CONSUELO, denominada así por las gentes que iban buscando consuelo a la iglesia de los Santos Justo y Pastor, ya desaparecida, la calle COMPAÑÍA -Santa Catalina-, la calle DOCTRINOS -Las Páteras-, la CRUZ VERDE, -Cruz Verdadera-, situada en la trasera del convento de la Vera Cruz, el rótulo de la calle, con el paso de los años fue perdiendo algunas de sus partes, quedando el nombre reducido en su parte visible en la ya citada Cruz Verde, la calle DOYAGÜE, nombre del compositor salmantino Manuel José Doyagüe, la calle ESPOZ Y MINA, por el militar navarro de nombre Francisco, -Cabrera- (por el Gobernador don Diego Ponce Cabrera), la calle la FE, por la devoción y fe que mostraban todos los que acudían a rezar a la imagen del “Cristo de la Estafeta ubicada en una hornacina en esa misma calle, antes se denominó -Hogaño-, la calle FELIPE ESPINO -Corrales de Antón Paz-, Los GASCONES, plaza denominada así por un grupo de repobladores del siglo XII llegados desde la Gascuña, al sur de Francia, la calle GIBRALTAR que estuvo unida con la calle Tentenecio -Niños Expósitos- y mucho después y por un breve periodo de tiempo -Expolio-, la calle HOVOHAMBRE - durante el siglo XVIII -Loambre- y posteriormente -Lobohambre-, la calle JESÚS fue la del -Otero- (por estar asentada sobre una cuesta empinada) y después -Ataúd-, la calle LA LATINA -Ave María-, por la salmantina Beatriz Galindo, preceptora de la reina Isabel la Católica, la calle de LA RÚA MAYOR fue denominada hacia 1103 -Rúa de San Martín- (por desembocar en la iglesia del mismo nombre), la calle LIBREROS -Rúa Nueva- (por haber sido abierta después de la Rúa de San Martín), calle Las MAZAS, anteriormente -Juan de la Encina-, por haber vivido e ella tan notable personaje, la calle MELENDEZ -Sordolado-, la calle PALOMINOS, debe su nombre al pintor Acisclo Antonio Palomino de Castro y Velasco, que con el paso del tiempo se acortó y pluralizo, la calle PAN Y CARBÓN así denominada, porque en ella estuvo el Colegio Viejo de Oviedo que tenía derechos de cobro sobre el trigo y el carbón que entraba en la ciudad, la calle PERDONES, denominada así, cuando san Vicente Ferrer predicó y confesó en la parroquia de San Juan de Barbalos, fue tanta la gente que acudió, que se improvisaron en dicha calle unos confesionarios, durante algunos años se llamó – Luis Sevillano-, la calle PLACENTINOS, porque en esta calle estuvo en tiempos el colegio de Plasencia y a sus estudiantes se les conocía como placentinos, la PLAZA DE ANAYA -Plaza del Azogue Viejo-, y durante la ocupación francesa -Plazuela del señor General Thiebault-, la PLAZA COLÓN -Plazuela de los Menores-, por el convento que en esa zona había, la PLAZA DE SAN ISIDRO -Plaza de San Isidoro-, por haber estado ubicada allí la Iglesia de San Isidoro, (con el paso del tiempo la gente la fue llamando de San Isidro), la PLAZA DEL PESO -Plaza del Peso Real- por haber estado ubicada en ella la oficina donde se verificaban pesos y medidas, la calle del POZO AMARILLO debe tal denominación al pozo de agua no potable, que estuvo presente en esa zona hasta 1860 y que producía agua de color amarillento por las filtraciones que el terreno que era de este color provocaban cada vez que llovía, la calle POZO HILERA - Pozo Lera o Pozo la Era-, la PUERTA ZAMORA como -Plaza del Ejercito- desde 1936 hasta 1988, la calle RABANAL,su nombre viene dado porque en tiempos hubo allí una tierra plantada de rábanos, la calle RODILLO, en 1480 -Bella-, después -Buena Ventura- y por último -Cantarranas-, la calle ROSARIO, su nombre viene dado por el Hospital de Nuestra Señora del Rosario de 1327 que se ubicaba en esa zona de la ciudad, la calle SAN PABLO en 1310 -Albarderos-, la calle SERRANOS, conocida de esta manera por haber estado asentada en ella unos de los primeros grupos repobladores de la ciudad en el siglo XI, la plaza de SEXMEROS -Plaza de los Limoneros- cambió su denominación cuando se instaló en ella la Caja de Ahorros del Pósito de los Cuatro Sexmeros de la Tierra de Salamanca, calle las SIERPES, por los arroyos o sierpes que por ella cruzaban, la calle SILENCIO, antes se llamó -Asesinos-, la calle TAHONAS VIEJAS, por la tahonas o molinos de harina que esa zona trabajaban, la calle TAVIRA, por el Obispo Antonio Tavira y Almazán antes fue conocida por -Padre Nuestro-, la calle TENTENECIO fue -Santa Ana- y antes en el siglo XVIII -Niños Expósitos-, la calle TORO -Herreros- en 1260, la calle TOSTADO, por el escritor Alonso Fernández, “el Tostado”, fue conocida por -Azotados- y antes -Trasgo-, la calle TRAVIESA, por ser la calle que “atraviesa” desde Serranos a la Rúa Nueva, la calle VARILLAS debe su nombre a la familia Rodríguez de Varillas descendientes del repoblador de esta ciudad Infante don Vela, calle VERACRUZ, bautizada con este nombre por el milagro que realizó en la sinagoga que en ella había San Vicente Ferrer cuando hizo aparecer sobre moros y judíos cruces blancas, convirtiéndolos al cristianismo, calle La VICTORIA, el nombre a esta calle le viene dado por que en tiempos vivió en ella una mujer conocida por su belleza y la calle ZAMORA se conoció en 1248 como -Concejo de Arriba- o -Susana-.

Vivienda en la calle Tentenecio que aun conserva sus anteriores denominaciones.


  • Historia de las Antigüedades de la ciudad de Salamanca: vidas de sus obispos y cosas sucedidas en su tiempo. Gil González Dávila 1606
  • Callejero histórico salmantino. Ignacio Carnero

7 comentarios :

  1. ¿de hay? ¿no será "de ahí"?

    ResponderEliminar
  2. No será el único error, porque el tema se presta a ellos, pero tengo que advertir que la calle Palominos se llamaba calle del Palomino ya en el siglo XIII, seguramente debido a que allí se vendían estos excrementos de aves para abonar las huertas. Difícilmente, pues, podía dedicarse la calle a un artista del siglo XVIII.
    Por lo demás, la plaza de Anaya (abierta en lo sustancial por el general Thiebault al derribar las casas que había junto a la Catedral Nueva) no corresponde, por más que figure en algunos libros, al Azogue Viejo medieval, que más bien se encontraba en lo que hoy es plaza de Juan XXIII.

    ResponderEliminar
  3. Buenas….Desconocía el antiguo nombre que recibía la calle de la “Moneda” la calle BALMES, por el filósofo Jaime Luciano, se conoció anteriormente como -La Moneda- antes como -La Longaniza- y primeramente como -Fray Luis de León.
    Esta calle (de la Moneda que recibe el nombre gremial) que como es sabido el documento más antiguo por la que se le conoce es de 1228 y que aparece en una compraventa etc y que se pierde en 1329.
    Pues bien si las primeras acuñaciones de moneda cristiana aparecen 1147 con Alfonso VII y terminan en 1467 con el ultimo trastámara… la pregunta es donde estuvo instalada la ceca durante este tiempo…????
    Nos queda mucho que investigar..
    Saludos manuel R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus aportes, tanto aquí como en las otras entradas en las que has participado. Me gustaría saber más de tus publicaciones, sobre todo ahora que me has dejado con las ganas de conocer las acuñaciones de monedas que se realizaron en esta ciudad durante tan largo periodo de tiempo y de lo que me imagino que como me sucede a mí tan poca información se tiene. Continua con tus investigaciones y ayuda a dar luz, si cabe un poquito más, a los "retazos" de historia que para muchos están por descubrir. Mantennos informados

      Eliminar
  4. Hola buenas, saludos y enhorabuena por esta pagina tan interesante, una pregunta, la calle los moros por que se llamaba asi y posteriormente paso a llamarse cervantes? Gracias y salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta 1916, esta calle, la que hoy conocemos como Cervantes, recibía el nombre de Los Moros.Tal denominación se debió a que buena parte de la vecindad establecida en dicha zona, era de procedencia morisca, de ahí el nombre de Los Moros.
      Esta calle aunque no estaba propiamente dicho, dentro de la misma judería de esta ciudad, si que mantuvo muy cercana a ella a diferentes sectores de artesanos, afines a su religión, de los que se abastecía, tales como: joyeros, toneleros, zapateros, vinateros y otras de muy diversa índole entre los que se encontraban los contructores, que muy posiblemente estuvieran ubicados en esa calle y en las cercanas.
      Como ya he mencionado desde 1916, esta calle pierde su antigua denominación para pasar a llamarse Cervantes, Todo se debe a la creencia no muy clara, de que en esa misma calle tuvo su residencia mientras cursó estudios en la Universidad salmantina el alumno Miguel de Cervantes, y como homenaje a tan insigne escritor se decidió cambiar un nombre por otro.

      Eliminar
  5. Hola amigos,
    no encuentro en Google Map la calle Bravo (me sale la calle del Alcade Bravo).
    ¿Podéis ayudarme a encontrarla?
    Muchas gracias y un saludo

    ResponderEliminar