miércoles, 21 de marzo de 2012

Plaza Mayor

Las plazas de las villa y las ciudades se convirtieron durante la baja Edad Media en el centro de la vida social alrededor del mercado. En Salamanca este espacio mercantil estaba situado entre las Catedrales y la Universidad, en el centro cultural y religioso de la capital.
El incesante trajín molestaba a clérigos y estudiantes por lo que se decidió trasladarlo fuera del entorno escolástico. Fue el pretesto para construir una plaza que estuviera acorde con el esplendor que vivía en ese momento Salamanca.



El emplazamiento de la que hoy es conocida como una de las plazas más hermosas del mundo, está situado en el que hacia 1697, era la de San Martín, conocida por el nombre que le daba la iglesia construida extramuros y que era donde se celebraban tanto los mercados como los ajusticiamientos.

Fue considerada durante algún tiempo por diversas fuentes como "La plaza más grande de la cristiandad", puesto que ocupaba el perímetro en el que hoy están asentados el Mercado Central, la Plaza del Corrillo y la Plaza del Poeta Iglesias.



De estilo barroco, fue construida por diversos litigios con los propietarios de los terrenos en dos etapas. La primera de 1729 a 1725 fue dirigida por Alberto de Churriguera a instancias del corregidor Rodrigo Caballero, y la segunda de 1750 a 1755 por Manuel de Larra y Churriguera, todo ello como Plaza Mayor Castellana. En 1755 es finalizada por Andrés García de Quiñones, siendo este el autor de la parte más admirada de la plaza, el edificio del Ayuntamiento.

La Plaza se convirtió desde el primer momento en el centro de la vida social, cultural y estudiantil de la ciudad.

Su forma no es de cuadrado perfecto, pues ninguna de sus fachadas mide lo mismo. está formada por cuatro pabellones (Consistorial, Real, San Martín y Petrineros). Tiene un total de 88 arcos de medio punto acompañados por medallones en los que están representados personajes importantes de la historia de la ciudad.

Las estatuas que rematan la balaustrada del Ayuntamiento representan de derecha a izquierda, la Astronomía, la Agricultura, el Comercio y la Industria. 



Pabellón Real.

Los medallones del Pabellón Real corresponden a Reyes. Siendo añadida en 1936 la efigie de Francisco Franco.

Pabellón de San Martín.

Los medallones del Pabellón de San Martín, llamada así por la iglesia del mismo nombre, cuenta con efigies correspondientes a conquistadores españoles, así como militares ilustres.

Pabellón de Petrineros.

Los medallones del Pabellón de Petrineros son lo que cuentan con la estructura iconográfica más hetereogenea.

Pabellón Consistorial.

Llamado así por encontrarse en el edificio del Ayuntamiento, en el se encuentran los medallones de varios Reyes y lo dedicados a la 1ª y 2ª República Española.


Fue declarada BIC como monumento el 21 de diciembre de 1973.

Como dato curioso cabe reseñar que en el arco de mayor alzada de la zona del Pabellón Real
junto a la salida del Mercado aparece una inscripción que recuerda:  "Aquí se mató una muger, rueguen a Dios por ella"


No hay comentarios :

Publicar un comentario